Duplicado mandos garaje

Realizamos duplicados, copias, sustitución de mandos antiguos, renovación de instalaciones, etc…

Nos desplazamos hasta su domicilio, garaje o parking, y a ser posible, le suministramos en el acto un duplicado o copia de su mando de garaje, ya sea sobre un mando original o sobre uno compatible, según disponibilidad, y se lo dejamos en funcionamiento en la mayoría de los casos, si la instalación lo permite* (sujeto a diversas causas).

Trabajamos con la mayoría de marcas nacionales y extranjeras, tanto para mandos a distancia como para repuestos de componentes electrónicos, motores, accesorios, etc… le damos solución a sus necesidades sin contemplaciones, y al mejor precio posible asegurado.

Renovamos instalaciones obsoletas e inseguras, que ya estén fuera de normativa, por sistemas de alta seguridad modernos con un control de acceso ordenado, con gestión de altas, bajas y casos de pérdidas o robos de mandos.

Servicio en Huelva y provincia, también ofrecemos el servicio de duplicado de mandos a cualquier punto de la geografía nacional, bien el cliente nos puede enviar el mando a duplicar con la agencia de transportes que desee o nosotros le enviamos un mensajero que recogerá el mando en su domicilio, y luego le enviaremos el original y el duplicado.

Precio del mando funcionando en domicilio entre 25€ y 30€ aprox. según el modelo de mando, en Huelva capital y pueblos hasta 25km. Pueblos más alejados con un suplemento de entre 3€ y 5 € según lejanía.

Nuestros mandos compatibles son de alta calidad, robustos y duraderos, de diseño ergonómico, y se comportan de igual manera que un mando original. Podemos unificar diferentes mandos en uno solo simplificando su llavero para más comodida

Más información:

Tlf y Whatsapp: 629 156 370


GUIA SOBRE MANDOS EMISORES DE GARAJE Y PARKING

Vamos a intentar explicar cómo funcionan los mandos de garaje, ya que es un mundo desconocido para la mayoria de personas. El sistema de mandos de garaje consta de un emisor de radio (mando a distancia) y un receptor instalado en la centralita que gobierna el motor de la puerta. Ambos dispositivos deben funcionar a la misma frecuencia de radio, 433,92 Mhz, 868,35 Mhz, 290,00 Mhz, etc… En los sistemas modernos las frecuencias utilizadas son 433,92 Mhz y 868,35 Mhz, son las únicas frecuencias homologadas en este momento en la U.E., y aunque siguen existiendo sistemas antiguos a otras frecuencias, van quedando en desuso.

Ahora veamos el tema de los códigos que emiten, por que lógicamente, cada mando emite un código distinto y de diversas formas, si no, imaginaros, que solo por tener el mismo modelo de mando a distancia pudieras accionar la puerta de cualquiera, seria absurdo, pues aunque parezca una broma, hay gente que lo piensa, que por comprar un mando igual que el que tiene ya va a funcionar cuando pulse el botón, nada más lejos de la realidad…

Básicamente existen dos tipo de codigos:

  • FIJO, siempre emite el mismo.
  • CAMBIANTE, cada pulsación emite uno distinto.

Veamos el tema de los códigos:
En este primer ejemplo estamos analizando un mando de codigo fijo trinario a 8 bits, se trata de un mando marca Erreka modelo Luna.

Este mando trabaja a una frecuencia de 433,92 Mhz (434 Mhz), podemos observar como estan colocados los 8 micro-interruptores, la posicion de dichos micro-interruptores o dip-switches debe coincidir con la posicion de los mismos que tiene el receptor de radio que hay instalado en la centralita del motor, de lo contrario la puerta no abrirá.

Vemos el analisis que hace la máquina del mando:

Si os fijais, la máquina detecta la posicion de los dip-switches e indica que es trinario y nos informa también de la frecuencia del mando. Arriba se ve la trama encriptada que emite.

En el siguiente caso vamos a ver el análisis de un mando evolutivo, o de codigo cambiante, en ingles llamado rolling code o hopping code. Estos mandos gozan de más seguridad, gracias a que cada vez que se pulsa el boton, el mando emite un código distinto. Estamos hablando de billones de combinaciones distintas que pueden darse en función de la complejidad del codigo emitido.

Se trata de un mando de codigo evolutivo marca Pujol modelo Vario P2153.

A continuación observamos el análisis que hacemos del mando, donde nos indica una serie de parametros:

Vemos que es un mando que trabaja a una frecuencia de 433,92 Mhz, y también nos indica que es un mando Rolling Code, o sea de codigo cambiante, que emite un código de 16 dígitos distintos cada vez que le pulsamos.

Ahora veamos otros parámetros muy importantes a tener en cuenta en los mandos evolutivos:

La máquina reconoce el mando ya que está en su base de datos, nos dice que es un mando Pujol.

Como veis, hemos pulsado el mando 2 veces, y hay unos valores fijos y unos valores variables asignados a este mando en concreto. Observamos que la lectura de datos de 16 dígitos es distinto en ambos casos, y asi será cada vez que pulsemos, generará un numero distinto de 16 digitos. Tambien vemos un valor llamado codigo, se refiere a un numero de mando que le hemos asignado para reconocerlo, por lo que este mando es el mando número 1201, y vemos tambien que indica una sincro (sincronia), es la cantidad de veces que se ha pulsado el mando. Instal se refiere al nº de instalacion, en este caso está vacio, pero podriamos asignarle un numero de instalacion para reconocerlo y diferenciarlo de otras instalaciones, en el caso de empresas de mantenimiento que gestionan muchas instalaciones, es la manera de reconocer, a que instalacion pertenece el mando.

En principio, este mando solo funcionaria con un receptor Pujol de tipo evolutivo, pero primero habria que darlo de alta en el receptor, o sea, tendriamos que introducir los parametros de este mando en la memoria del receptor, para que puedan interactuar. Una vez realizado esto, el mando y el receptor se sincronizarian. Cada vez que pulsemos aumentaria el numero de sincronia, y emitirá un codigo distinto de 16 digitos, todos esos datos, el receptor ya los conoce y los está esperando, ya que utilizan un sistema de autoaprendizaje basados en algoritmos muy complejos.

Otra cuestion muy importante es la posicion que ocupe cada mando en la memoria del receptor. Supongamos que el receptor tiene espacio para memorizar 20 mandos diferentes, con lo que habria 20 posiciones, una posicion para cada número de mando. Por lo que si hacemos una copia exacta del mando, o sea, un clon, se pelearian por la misma posicion en el receptor, y una veces funcionaria uno, y otras veces el otro, según la sincronia.

La unica solución para que funcionaran los dos mandos a la vez, seria otorgarle al duplicado otro numero de mando distinto y ubicarlo en una posicion libre del receptor exclusiva para el, de esta manera los 2 funcionarian por separado cada uno con su sincronia, y para ello, es necesario acceder a la memoria del receptor con una máquina específica, para poder modificar los parámetros de la memoria y permitir que nuevos mandos puedan ser dados de alta.

Como veréis, la tecnología aplicada a los mandos de garaje en la actualidad es muy compleja, y es preciso comprenderla en profundidad.